Referentes. Página 4

    “Rembrandt”, Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669), considerado Rembrandt
el pintor y grabador barroco más importante de la historia de Holanda. El arte barroco (1600-1800), especialmente la pintura, se caracteriza por el realismo, los colores ricos e intensos, y fuertes luces y sombras. En oposición al arte renacentista, que normalmente mostraba el momento anterior a ocurrir cualquier acontecimiento, los artistas barrocos elegían el punto más dramático, el momento en que la acción estaba ocurriendo. Miguel Ángel, que trabajó durante el Alto Renacimiento, muestra a su “David” compuesto y quieto antes de luchar contra Goliat. El arte barroco pretendía evocar la emoción y la pasión, en lugar de la tranquila racionalidad que había sido apreciada durante el Renacimiento.

   Los dibujos y pinturas de Rembrandt fueron siempre muy populares, gozando también de gran predicamento entre los artistas. Entre los mayores logros creativos de Rembrandt están los magistrales retratos que realizó para sus contemporáneos, sus autorretratos y las ilustraciones de escenas bíblicas.

   Rembrandt tenía un profundo conocimiento de la composición clásica, y en sus pinturas y grabados solía interpretarla libremente para ajustarla a su propia experiencia. Por ejemplo, en la representación de una escena bíblica, Rembrandt solía combinar su propio conocimiento del texto con su particular concepto de la composición clásica y algunas observaciones personales de la población judía de Amsterdam. Por el gran entendimiento con que retrató la condición humana, Rembrandt ha sido considerado “uno de los grandes profetas de la civilización”.

Fuentes: Wikipedia. Rembrandt; Wikipedia. Pintura del Barroco


 El regreso del hijo pródigo´, pintura al óleo, por Rembrandt, referente de la pintora Di Paola.  ´El predicador protestante Cornelis Claesz Anslo´, grabado, por Rembrandt, referente de la pintora Di Paola. 
El predicador protestante Cornelis Claesz Anslo”, retrato, grabado, 1641, por Rembrandt.
 El regreso del hijo pródigo”, óleo sobre tela, 262 x 205 cm., c. 1662, por Rembrandt.   

Di Paola tomó de Rembrandt el descubrimiento de las formas por la luz, la cual se filtra de modo tenue por los espacios interiores. A partir de allí, buscará su propio camino a fin de dejar a la figura libre de sombras, estética que coincide con la última fase de la obra de Rembrandt.

 

Referentes. Van Gogh

   Vincent Willem Van Gogh, pintor postimpresionista holandés (1853-1890). Su vocación se hizo presente Vincent Van Gogh
a los 27 años de edad. Si bien no se sentía atraído por el aprendizaje académico, se inscribió en escuelas de pintura y practicó formalmente, junto a otros pintores, pero no llegó a familiarizarse con las técnicas propuestas, prefiriendo seguir descubriendo por sí mismo los secretos del arte.


   En 1886 fue a París a vivir con su hermano Theo Van Gogh, que era marchante de arte, y allí se familiarizó con un nuevo movimiento artístico llamado impresionismo, que estaba en pleno desarrollo. De los impresionistas tomará el intenso colorido y la brillante luminosidad. A estos patrones sumará su propia cosmovisión del arte, por la que todos los fenómenos visibles, los pintara o los dibujara, parecían estar dotados de una vitalidad física y espiritual. Mediante pinceladas onduladas, serpenteantes y los amarillos, verdes y azules intensos suele mostrar su forma de vida, la pequeñez del ser humano y la infinitud de la naturaleza. Se lo considera uno de los precursores del expresionismo marcando notablemente a generaciones posteriores de pintores.

   En 1888, Vincent Van Gogh dejó París y se trasladó a Arles, en el sur de Francia. Bajo el sol ardiente de la Provenza, pintó escenas rurales, cipreses, campesinos y otras características de la vida de la región. Durante ese periodo afianzó el estilo pictórico que lo hiciera famoso.

   La nómina de su obra es cuantiosa: unos 750 cuadros y 1600 dibujos.

Fuente: Arte Historia

   Iglesia de Auvers, pintura al óleo, por Van Gogh, referente de la pintora Di Paola. 
´Campo de amapolas´, pintura al óleo, por Van Gogh, referente de la pintora Di Paola.
Campo de amapolas”, pintura al óleo, 73 x 91,5 cm., 1890, por Van Gogh.
   Iglesia de Auvers”, óleo sobre tela, 94 x 75,4 cm., 1890, por Van Gogh. 

 
´La viña roja´, pintura al óleo, por Van Gogh, referente de la pintora Di Paola.
 
 La viña roja”, pintura al óleo, 75 x 93 cm., 1888, por Van Gogh. 

   Di Paola tomó de Van Gogh la voluntad de crear su propio estilo pictórico, en un momento histórico en que el impresionismo era imperante.

 

Referentes. Gauguin

   Paul Gauguin, pintor y escultor francés (1848-1903). Creador de una nueva concepción de la pintura que tuvoPaul Gauguin
una gran influencia en el arte del siglo XX. Al comienzo de su carrera artística, adscribió a la escuela impresionista. Basado en muchos modelos, paulatinamente fue creando su propio estilo, llamado “sintetismo”. Esta forma de expresión, cultivada también por Van Gogh, plasma la forma esencial de los objetos, reduciendo su volumen a dos dimensiones mediante pinceladas largas, destacadas una de la otra, con contornos bien delimitados y de tono oscuro. De allí que las figuras son vistas como chatas y decorativas. A diferencia del impresionismo, se considera el color como producto de la emoción, no de la luz, por lo que se lo utiliza de manera rebajada, sin vibración. No obstante, los colores son vivos y chatos al mismo tiempo. La composición métrica y equilibrada también es producto de la emoción.

   De la mano de la emoción, el “sintetismo” pronto pasó a llamarse “simbolismo”. Procurando interpretar la realidad objetiva mediante símbolos, el artista plasma en el cuadro verdad e imaginación, naturaleza y fantasía, mediante la creación de imágenes felices, gozosas y vívidas.

   En 1883, Paul Gauguin comienza a dedicarse por completo a la pintura. Poco después, en 1887, viaja a Centroamérica, primero, a Panamá y luego, a la isla de Martinica, colonia francesa ubicada en aguas del Mar Caribe. En 1891, visita por primera vez Tahití, la isla más grande de la Polinesia Francesa, un territorio de ultramar francés localizado al Sur del Océano Pacífico. Necesitaba una vida simple, ese clima, ese ambiente natural y primitivo, esa libertad. Allí encontrará cuerpos exuberantes y frescos, el candor y la pureza de los aborígenes que recreará en muchas de sus obras. Como pintor, tiene conciencia de que sus anhelos y aflicciones son los de un hombre moderno y europeo poseedor de un acervo cultural y de emociones diferentes a los indígenas tahitianos. Luego, regresa a Francia y unos años más tarde, en 1895, se embarca por segunda vez para no regresar más a su país natal. En 1901 se muda a la localidad de Atuona, ubicada en la isla Hiva´Oa, en la Polinesia Francesa, donde muere dos años después.

Fuentes: 1) “Los grandes pintores. Gauguin”, revista nro. 6, texto: Alberto Martini, Viscontea, 1978. (Originalmente publicado como “I maestri del colore. Gauguin. Nº 6”, Ed. Fratelli Fabri Editori, Milán, 1963). 2) “Singular Diccionario Enciclopédico de las Artes”, t. I, dirigido por Herbert Read (Originalmente publicado como “Encyclopaedia of the Arts”, Ed. Thames and Hudson, Londres, 1966), Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1967, p. 415.


 Mujeres de Tahití (en la playa)´, pintura al óleo, por Gauguin, referente de la pintora Di Paola. 
´Pastoral de la Martinica´, litografía, por Gauguin, referente de la pintora Di Paola.
 

 Mujeres de Tahití (en la playa)”, pintura al óleo, 69 x 91,5 cm., 1891, por Gauguin. 
Pastoral de la Martinica”, litografía (grabado) en papel amarillo, 17,5 x 22,4 cm., 1889. La “pastoral” es un género artístico que refiere a la vida de los pastores. En esta escena  campesina Gauguin procura plasmar el sueño de una humanidad reconciliada con la naturaleza.
 

 
La visión después del sermón o Jacob luchando contra el ángel´, pintura al óleo, por Gauguin, referente de la pintora Di Paola.
 
 
La visión después del sermón o Jacob luchando contra el ángel”, óleo sobre tela, 73 x 92 cm., 1888. En esta pintura Gauguin plasma a pleno los conceptos del sintetismo: significaciones simbólicas y religiosas, uso de colores antinaturalistas causados principalmente por la emoción y figuras chatas.
 

Di Paola tomó de Gauguin el uso del color dominando en las formas, el paisaje y en las figuras.

 

Algunos datos y definiciones

   El impresionismo se desarrolló a partir de la segunda mitad del siglo XIX en Europa principalmente, en Francia y se caracteriza, a grandes rasgos, por el intento de plasmar la luz (la «impresión» visual) y el instante, sin reparar en la supuesta realidad objetiva. Los impresionistas pintarán el momento de la luz, más allá de las formas que subyacen bajo éste. Veamos una de las obras de Claude Monet, uno de los principales precursores de este movimiento artístico, Impresión: sol naciente (1872), pintura al óleo, 48 × 63 cm.


 ´Impresión: sol naciente´, pintura al óleo, por Claude Monet.

 

 

   El expresionismo fue un movimiento cultural surgido en Alemania a principios del siglo XX, que tuvo plasmación en un gran número de campos artísticos. Fue uno de los primeros exponentes de las llamadas “vanguardias históricas”. Su primera manifestación fue en el terreno de la pintura. Los expresionistas defendían un arte más personal e intuitivo. El expresionismo suele ser entendido como la deformación de la realidad para expresar de forma más subjetiva la naturaleza y el ser humano, dando primacía a la expresión de los sentimientos. “El grito” (1893) es considerada una de las obras más representativas del expresionismo, constituyendo una imagen de icono cultural, semejante al de la Mona Lisa ("La Gioconda") de Leonardo Da Vinci. En ella, el pintor noruego Edvard Munch (1863-1944) combina las técnicas del óleo, el temple y del pastel sobre cartón en una superficie de 91 por 73,5 cm. para mostrar una figura en primer plano, que simboliza a un hombre moderno en un momento de profunda angustia y desesperación existencial. El paisaje del fondo es Oslo visto desde la colina de Ekeberg.

 
´El grito´, pintura al óleo, temple y pastel, por Munch.

 

 

   En este mapa de Oceanía, puede observarse en qué parte del continente insular se halla la Polinesia francesa (ver línea roja).

 
Mapa de Oceanía y de la Polinesia Francesa.

 

 

   El pintor español Goya vivió entre la segunda mitad del siglo XVIII y las primeras décadas del XIX, por lo que conoció las transformaciones estéticas sensibles a su época. Tuvo un primer momento neoclásico, de modo que sus representaciones tenían formas clásicas y tradicionales. Hacia 1793 se acercó a una pintura más creativa y original expresando temáticas menos amables que los modelos que había pintado para la decoración de los palacios reales. El punto culminante de esta etapa es la serie de pinturas al óleo sobre el muro seco con que decoró su casa de campo (la Quinta del Sordo), conocidas como “pinturas negras”. Entre ellas se destacan “Saturno devorando a un hijo” y “Dos viejos comiendo sopa”, las que remiten, aunque de forma irónica y con humor negro, al acto de comer. De este modo, Goya anticipa la pintura contemporánea y las vanguardias artísticas que marcarían el siglo XX. Asimismo, supo captar lo popular desde el juego de luces y sombras, primando la mancha sobre la línea.

   Si desea conocer más sobre las "pinturas negras" de Goya, visite Wikipedia. Francisco de Goya

 

 

 

<  Página anterior - Página 4 de 4



Este trabajo está protegido por la ley de Propiedad Intelectual. Está prohibido copiar el contenido de esta página web en otro medio de difusián sin previa autorización.